Lidiando con el frío

Al levantarme esta mañana he sentido que me faltaba un por qué. Y, claro está, las cosas no es que hayan mejorado mucho durante el resto de la mañana y de la tarde. Son las cosas que pasan, que hago y que dejo de hacer. El mirar si está ahí, si me ha visto, si no. Si aún le queda restos de mí en los labios. Y no, no queda ni rastro. Me gustaría tener un por qué; un por quién, mejor dicho. Y saber que al levantarme va a estar ahí para decirme que aún nos quedan muchas guerras que librar y muchas cosas que decirnos entre beso y beso.



En ocasiones me pregunto si lo que echo de menos son los momentos que pasamos, o si hay algo más. Al menos sé que no tiene miedo de reemplazarme.




Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas graciaaas y bienvenida^^
      Me paso pronto:)
      Un besito.

      Eliminar
  2. Yo a veces pregunto si me piensa, en esos momentos de soledad, o si al estar solo me imagina a su lado... Lo unico que se es que siempre estaré ahí cuando me necesite!
    Me gustan mucho este tipo de entradas donde los sentimientos se expresan en frases.
    Te sigo y me gustaría que pases por mi mundo un rato, saludos
    http://solosepermitesonreir.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Sofía, se agradece este tipo de comentarios.
      Me paso ahora mismo!
      Un besito:)

      Eliminar
  3. Lidiando con el frío de no tenerle a tu lado, te satisface pensar que no tiene miedo a sustituirte pero quizá lo tengas tú de que lo haga. Una reflexión interesante. Nunca son los momentos, siempre algo más.
    Dejando mi huella desde http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares