Sinbragueros y a lo loco ♥

jueves, 19 de diciembre de 2013

Déjame ver a través de tus lágrimas.

Cuando ves caer las lágrimas por su cara, esa que tantas veces has acariciado durante tan poco tiempo, y se te parte el alma quitando las gotas de agua salada de sus mejillas, es entonces cuando te das cuenta de que sin su sonrisa tu vida está acabada. Que suena cursi, como todo lo que digo últimamente. Pero nadie se imagina lo que es saber que alguien va a estar en las buenas y en las malas, para hacer lo que yo estoy haciendo en este momento, quitarle las lágrimas y sacarle una sonrisa. Que después de la tormenta viene la calma, y que cuanto más lejos estás de las cosas buenas, más fácil es después apreciarlas.
Nunca he sido de dar buenos consejos, nunca he sabido darlos ni aplicarlos a mi propia vida. Pero ojalá pudiera hacerlo y sacarle yo misma del agujero en el que está ahora. Hacerle ver que la vida puede ser perfecta, hacer que le brillen los ojos, que le duela el alma de querer. Ojalá pudiera no hacerlo yo para no sufrir el triple cuando le veo llorar. 
Pero no me rindo. 
Él lo ha dado todo por mí, y yo no pienso ser menos.



"Contigo se fue la duda de a qué había venido a este mundo. Estaba claro que vine para quererte"