Sinbragueros y a lo loco ♥

viernes, 3 de febrero de 2012

Madrugadas con olor a ti.

Recuerdo aquella tarde como si fuera la única de toda mi vida; como con dos palabras me hiciste creer que todo se rompería en mil pedazos. Y no hablo de un te quiero, no hablo de amor, ni de sonrisas. Porque, no necesito creer en algo tan frágil como esto, prefiero infiltrarme en tus sueños, donde estoy segura que no me encontrarás.


Algún día recopilaré todo lo que pasamos juntos y diré: "te quise"