Sinbragueros y a lo loco ♥

martes, 31 de mayo de 2011

Desarmado y sin bandera.

Suenan tres tonos de llamada, mientras espera ansioso a que coja el teléfono. Al otro lado, ella sonríe maliciosa al ver ese número tan conocido. Esto NO es una historia de amor, es una novela basada en hechos reales, tan verídico como sus ganas de acabar con todo. El contestador salta, y comienzan las palabras, tan secas y frías que cualquiera colgaría al instante. Pero él resiste, asiando el móvil con fuerza, aguantando su voz hosca y su anhelo de verle muerto.

 Abandonaste mi casa una mañana de Junio; cerraste la puerta con desaire y bramaste que ibas a por tabaco. Aquel mismo día cambié la cerradura de mi vida y me hice con una nueva llave. Hasta ahora has vuelto desarmado y sin bandera tantas veces, que he perdido la cuenta. Y date por contento si al menos miro por la mirilla para verte la jeta de nuevo.

Ya no me queda ni un ápice de compasión. He cerrado las puertas de mi corazón y hasta nuevo aviso segirán del mismo modo que hasta ahora. No voy a tolerar de nuevo tus quejas y tus descontentos a altas horas de la madrugada, porque me he hecho con la fórmula de la aspereza y ahora doy golpes certeros. Se acabaron los lamentos cariño. Se acabaron los lloros y los insultos a media mañana, del mismo modo que se ha agotado mi paciencia. Vuelve sobre tus pasos y no vuelvas a llamarme jamás. La próxima será más violenta.