Sinbragueros y a lo loco ♥

lunes, 18 de agosto de 2014

Indisoluble.

Es como sentir el viento rozarte, las teclas de un piano bajo las yemas de tus dedos, las lágrimas rodando por el precipicio del tiempo,y el tiempo perdiéndose en tu mirada. Es como mil millones de palabras que significan una sola, pero que no pueden expresarse. Son las ganas de cambiar el mundo, de sentir que pertences a un pedazo de su cuerpo. Una parte de sus lunares, de su sonrisa de medio lado, o una parte de su paraíso. De su cama, de su despertar. A veces es tan sólo la vista perdida en el horizonte, el sol rozando las olas al fondo del paísaje, una nota alegre en una partitura triste, una metáfora eterna, una hipérbole. Es darle la vuelta al sentido, es perderlo del todo. Es tortura, quemazón, lágrimas emborronadas por culpa de su silencio. Es tempestad, es calma. Es el barco que se mece con su vaivén. Es una pluma blanca, deslizandose suave, cayendo. Es una búsqueda incesante de algo que llevas por dentro. Es una rima en un libro desconocido, es mirar a los ojos en un momento determinado, cuando la tristeza se queda a un lado pero aún te queda el café de madrugada. Es impaciencia por llegar, es prisa por aparecer, por no desperdiciar los segundos demás. Es ruido, es silencio. Es una aguja en un pajar, un millar de cientos. Es una sinfonía completa, de arriba abajo, de derecha a izquierda, de piano a adaggio, de séptima a novena. Es una canción sin terminar, la sensación de insconsciencia. Es no saber a qué aferrarse cuando la marea te lleva lejos. Es un árbol en primavera, sus hojas, sus flores, sus pájaros piando en lo alto de su copa. Es una sensación gigante, que no se expresa. Es infinito, es miedo, coraje, rabia, risa, cordura y locura al mismo tiempo. Es amor.



Querer no siempre es fácil, pero nada es imposible.
Publicar un comentario