Sinbragueros y a lo loco ♥

jueves, 31 de enero de 2013

Kiss me hard before you go.

Te comes mi inspiración a miradas. Pierdo el norte por tus ojos, te lo juro. Aún no he encontrado la forma de desviar la atención de tu boca, ni de evitar el roce de tu cuerpo, por muy lejos que estés. Es como si un hilo transparente nos llevase unidos a todas partes, agarrados del corazón. Y a veces eso duele, cuando no queda otra que hacer frente a una cama vacía, a una foto que significó tanto, a un recuerdo bonito, o a una lágrima de felicidad. Antigua, como el amor que nos teníamos. A veces me clavas la espina con tus "cielo", a veces me las quitas cuando ya no nos quedan palabras. Quiero recuperar el tiempo que nos dimos, acercarme a tu boca y morderte el alma. Déjame que te diga, que aunque no lo creas, echo de menos todo lo que éramos.


Nos puede el orgullo, y nos destruye la ilusión.

domingo, 27 de enero de 2013

Dame un minuto para soñar contigo.

Cambiamos, crecemos, olvidamos cosas que nos gustaría recordar, pero nos quedamos con aquellas que deberíamos haber desechado. Perdemos inocencia, callamos, miramos desde lejos. Ganamos falsedad, miedos y menos ganas de seguir siendo quienes somos.

A cada paso que daba Chris me seguía con un movimiento preciso, como si toda la vida hubiera estado observando mi forma de caminar. Se reía cuando mi pelo se cruzaba en nuestro camino y nos dejaba con ganas de otro beso. Las cosas no habían cambiado desde que nos conocimos, si no que los que habíamos cambiado habíamos sido nosotros. A pesar de ello, la chispa vibraba desde el fondo de nuestro cuerpo, haciendo saltar la llama cuando menos lo esperábamos. Era lo mejor de todo aquello. No había nada exacto ni predecible, y eso era lo que lo hacía aún más especial.
Las cosas seguían su curso. Habíamos esperado tanto tiempo para que nuestros caminos se cruzaran, que aquello parecía algo así como un sueño. Quizás el único desde que tengo memoria que se cumplía exactamente como pretendía que fuera. Pero aún debíamos esperar que el viento nos llevara por la buena dirección.


Si lo hacemos será hasta el final. Nada de medio camino.


lunes, 14 de enero de 2013

Lidiando con el frío.

Al levantarme esta mañana he sentido que me faltaba un por qué. Y, claro está, las cosas no es que hayan mejorado mucho durante el resto de la mañana y de la tarde. Son las cosas que pasan, que hago y que dejo de hacer. El mirar si está ahí, si me ha visto, si no. Si aún le queda restos de mí en los labios. Y no, no queda ni rastro. Me gustaría tener un por qué; un por quién, mejor dicho. Y saber que al levantarme va a estar ahí para decirme que aún nos quedan muchas guerras que librar y muchas cosas que decirnos entre beso y beso.



En ciertos momentos me pregunto si lo que echo de menos son los momentos que pasamos, o si hay algo más. Al menos sé que no tiene miedo de reemplazarme.




martes, 1 de enero de 2013

Año nuevo, pero vida mejorada.

Como cada nuevo año, tengo una lista llena de propósitos, la cabeza llena de nuevas ideas y planes, la mente en el futuro y el corazón en todo aquello que me hizo feliz. Como cada nuevo año intento levantarme con el pie derecho, pensar que las cosas siempre pueden ir a mejor, saber que los errores se cometen, y que todo es más perfecto si lo miras con positivismo. Desde luego que ha sido un año intenso, que dejo atrás personas, lugares y momentos que me han marcado, pero sé que viene algo nuevo y estoy expectante. Prometí ser feliz  y disfrutar de lo mejor y lo peor, de lo bueno y lo malo, de las sonrisas y las riñas, porque ante todo lo mejor de nosotros está en lo que sabemos apreciar. Tengo ganas de saber que me deparan estos 365 días. Pero estoy aún más impaciente por vivirlos y crecer como persona.
Feliz 2013.


Celebremos que aún nos queda mucho que celebrar.