Sinbragueros y a lo loco ♥

lunes, 13 de febrero de 2012

Me llaman Otoño desde que sólo pienso en ti.

Dime cuantas veces me has mirado a los ojos y no has visto más que sueños incompletos y locuras incomprendidas. Dime si he acertado en que la lluvia iba a inundarme otra noche más; una de cientas. No quise arriesgar un día, ni otro, ni otro más por miedo a que el mundo me aplastara con su fuerza y me dejara exhausta bajo el frío suelo de mármol. Un suelo que se asemeja a tus ojos azules, que me escrutan desde el otro lado y se imaginan cómo sería una vida sin mi. Y al final no he hecho más que perder, ya no funciona nuestro tácito "si no arriesgas no ganas", porque aún no he ganado ni una sonrisa.

Haciendo balance positivo de todas las situaciones incómodas y tardes sin final, me quedo con tu roce al pasar, y tus manos blancas rodeando mi cintura. Pero no quiero tener que infringir las normas y enamorarme de ti otra vez, porque los errores ya los cometimos, y yo jamás repito.







Publicar un comentario