Sinbragueros y a lo loco ♥

jueves, 28 de abril de 2011

Tentativa.

Estoy a punto de perder la razón; estoy perdiendo el sentido del tiempo; voy a perder la calma. Necesito desaparecer.Reprimir mis más viejos recuerdos. Pero me he hecho muy fuerte.
Siempre fui poniendo parches, creando segundas partes, rodando en las profundidades.
Ya he aclarado mi mente; aún estando equivocada tendría razón. Aunque supiera cual es mi lugar, aunque éste no condujera a ningún lado, yo me repondría.
Mírame moverme cuando me pierdo, hasta que se acabe el mundo.






 

miércoles, 27 de abril de 2011

Un miércoles cualquiera.

Hoy no tengo inspiración, he perdido el sentido y no quiero recobrarlo de nuevo.
Una raja gigante; un vacío inmenso.

                                  Voy a dormir todas las noches, hasta que me quites el sueño.

martes, 26 de abril de 2011

Sumando defectos.

Te quiero, se lo que siento. Pero no puedo dar más de si. Es un instante, una milésima de segundo la que no te miro y ya crees que lo nuestro va mal. Después de casi un mes no eres capaz de entender que no puedo estar cada minuto a tu lado, por que no es mi forma de ser, no soy yo. Me gustaría ser diferente, no estar en mi piel, ser algo mejor. Sé que te mereces más de lo que yo te doy. Pero soy Mery, simplemente. Soy yo; soy así, y no puedo hacer nada por evitarlo.

lunes, 25 de abril de 2011

Doce horas.

Hoy no tengo ganas de escribir. Tengo ganas de que esas doce malditas horas que nos separan se pasen rápido.

domingo, 24 de abril de 2011

No sé ser sin ti.

Añoro que me abraces, que me mires y que me digas que realmente me quieres. Que me amas, mejor. Y que me beses, me acaricies, me hables, me cuentes, me hagas reír como solo tú sabes. Y hagas que te ame como no lo hice jamás con nadie. Porque eres irresistible. Eres un cielo, un sol y mi vida. Lo eres todo para mí.
Porque no sé que sería de mi sin tus ojos marrones.

jueves, 21 de abril de 2011

Mirar atrás y recordar, sabiendo que el futuro éstá lejano.

Recorro las habitaciones como una autómata, sumida en recuerdos que no volverán a ser reales, oyendo de vez en cuando algún que otro suspiro de una mujer forjada en los años, que perdió lo que más quería en varios segundos, sin apenas desearlo. Y me cuesta seguir adelante escuchando lamentos encerrados en nichos de piedra, silenciosos a la vez; lágrimas que corren bajo unas gafas de montura de colores, que impiden que la gente se cerciore de ellas y miles de cosas que nunca dije y que quise hacer antes de perder un cachito de mi corazón.
Pero sé que las cosas no vuelven. Esta vez no regresarán.

miércoles, 20 de abril de 2011

Distancia. Maldita distancia.

Llevo días lejos de casa, lejos de ti, y no puedo evitar sentir una punzadita de melancolía al recordarte tumbado a mi lado, recorriendo mi pierna con tus dedos, bajo un caluroso sol, ese viernes perfecto. Y sentir que estoy lejos me hace sentirme perdida, porque no te tengo para que me sonrías como solo tú sabes. No tengo tus ojos marrones para ver a través de ellos. No tengo esas conversaciones a las que aferrarme cuando me siento sola, cuando tengo ganas de perderme en tus besos..
Al otro lado de mi ventanilla de coche llueve y llueve, y yo te echo tanto tanto de menos..


viernes, 15 de abril de 2011

Hace falta un milagro para que no te eche de menos, y uno o dos más, para que deje de quererte.

Tú y yo rozando el limite de lo imposible; a cielo abierto, entre cientos de ojos mirando a través de sus gafas sin montura. Quiero gritar todo lo que te quiero, pero quedaría como una estúpida. Quiero agarrarme a tu cuello y no soltarme; besarte hasta desgastarnos, sonreír hasta caer rendidos.. Pero sobre todo, quiero pasar cientos de momentos como hoy. Eso sí, siempre juntos: tú y yo.


jueves, 14 de abril de 2011

Y si un día vuela, el otro lo hace también.

Quiero que llegue mañana, estar solo tú y yo. Hablarnos al oido y sonreir; mirarnos a los ojos, besarnos... Quiero tantas cosas que me parece imposible. Y si un día vuela, el otro lo hace también; pero volveremos a vernos a la vuelta.

miércoles, 13 de abril de 2011

Apagada o fuera de cobertura.

Voy a cerrar los ojos durante once días seguidos, voy a intentar olvidarte al menos unos segundos, aunque sé que va a ser imposible. Me dejaré llevar por el griterio de los niños que juegan en el parque, frente a mi ventana; me subiré a una montaña rusa tantas veces como mi cuerpo me deje y después me tomaré un helado y me mancharé la cara con el chocolate de los bordes. Me reiré a caracajadas, pasearé por la playa, dejando que los granos de arena me ensucien los pies y volaré. Volaré más allá de las barreras de lo imposible, hasta dar alcance a ciertos sueños que están grabados en polvo de estrellas.


VOY A DISFRUTAR DEL OLVIDO.

martes, 12 de abril de 2011

No puedo decir que no.

Escondida tras un árbol, descubrí lo que realmente significaba desaparecer. Por unos segundos creí que era perfecto: no sentir, no amar, no hablar, ni siquiera respirar. No parecer estúpida ante tanta gente, no entender que las cosas siempre acaban mal, no demostrar lo superficial que podía llegar a ser. No saber qué era ese sentimiento que a veces hacía llorar, otras suspirar... No conocer el miedo, no saber qué es la guerra, ni el dolor; no darse cuenta de que cientos de personas sufren a cada momento por millones de causas que nosotros mismos creamos, no querer entender ciertas cosas. Pero las cosas vuelven a ser como antes, y vuelvo a ser ese dulce angelito que ya no tiene un árbol donde resguardarse de la vida. Es hora de enfrentarse a la vida. Es hora de avanzar. Pero quiero hacerlo paso a paso, agarrada a tu mano.


lunes, 11 de abril de 2011

Me haces sonreír, haces que te ame sin quererlo.

Es mi chico, mi vida, mi todo:$
Porque haga lo que haga, le amo con locura. Diga lo que diga, quiero estar con él a cada segundo de mi vida. Sea como sea, no puedo olvidarme de él ni cuando duermo.

                                                     
                                                         Sigue sonriendo, nos quedan diez años por vivir. Quizás más.

sábado, 9 de abril de 2011

Póngame otra de sonrisas felices, por favor.

Hace sol. Enfundada en unos pantalones cortos y asfixiada a pesar de el vestuario veranigo, mientras escucho música a todo volumen, pienso en esa sonrisa tonta que no me deja opción. Salto, grito y meneo el trasero al ritmo de un corazón cargado de esperanza y amor, que esta vez tiene la certeza de que no se equivoca. Espero que tenga razón, pero hasta que no ocurra algo que deje claro que las cosas no son así, pienso disfrutar hasta el último segundo de esta felicidad. Y pienso hacerlo a su lado, porque le quiero. Y mucho.

                                                                                    Porque me haces sonreir.

viernes, 8 de abril de 2011

Always.

Brilla el sol por primera vez en mucho tiempo. Había olvidado lo bonito que es todo cuando puedes sonreír, cuando te olvidas de que el mundo existe, porque solo estás tú. Y esas miradas cómplices que me llenan la cabeza de pájaros y me hacen tener esa constante sonrisa tonta en mi cara, que es imposible borrar. Pero las despedidas llegan, aunque no sean un adiós para siempre, me hacen sentir vacía. Aún no me creo que seas de verdad. Pero sí que te amo. Como nunca amé a nadie y como nunca volveré a hacerlo.

Quiero creer que es para siempre,
quiero sentir que no te irás, quiero, quiero....
Te quiero.

miércoles, 6 de abril de 2011

Turbulencias al sur de ti.

Hoy he sentido miedo. Miedo de perderlo todo, de echar por la borda miles de sueños aún incompletos, millones de aventuras a bordo de tu sonrisa. No ceso de temblar, y caigo en el intento de zafarme de esa sensación de ansiedad que me entra por no tenerte cerca. Cierro los ojos, sin dejar de agarrar tu camiseta. Los cierro para no ver lo que tantas veces he visto. Para no sentir de nuevo ese vértigo, al comprobar que los cimientos están a punto de desmoronarse. Para no llorar, no quiero hacerlo. Para no sentir que te vas poco a poco. Porque te quiero. Más que eso aún, te amo.

martes, 5 de abril de 2011

Futuro Imperfecto.

- Cierra los ojos, tengo una sorpresa para tí. -latía mi corazón, alocado, intentando escaparse de su sitio.
- No hables, actúa.
Y sus besos me mandaron callar.

viernes, 1 de abril de 2011

En mi interior, trato de enfrentar este problema..

Recuerdo, no sin que una sonrisa se apodere de mis faciones, aquella noche de finales de marzo. Sábado de madrugada, tenía ganas de ti. Palabra tras palabra, bajo las mantas rosadas de mi cama, la cosa se encendía. De vez en cuando emergía de las profundidades de mi cama para coger algo de aire, sin duda lo necesitaba. Sabía que aquello estaba mal, de echo, estaba algo más que mal, pero no podía evitar que mis manos hablaran en mi lugar. Estaba harta de que manejaran mi vida, queria tener la libre elección de besarle sin causar problemas, sin hacer daño a nadie, pero aún era el comienzo de una historia sin final.
La primera parte acabó en apenas unos segundos, tras varios días [que en realidad venían siendo meses] de reflexiones continuas y por supuesto comeduras de coco a tutiplén. Era inevitable.
Ahora, la suerte está echada. El destino maneja nuestras vidas, confío en que me lleve por buen camino. Sí, y tu te vendrás conmigo. <<Te llevaré en mi maleta, si hace falta>> No puedo resistirme.
¿Podría alguien escucharme gritar tras los muros de este castillo?